¡El senderismo hace feliz! – Senderismo = Felicidad

¡El senderismo hace feliz! – Senderismo = Felicidad

  

Muchas personas, y entre ellas excursionistas o deportistas, se preguntan a menudo cuando les comparto que practico senderismo: ¿Por qué haces senderismo

Ya escribí sobre las razones más importantes para practicar senderismo, y no voy a volver a hablar de eso en este post. Si quieres leer ese artículo,te recomiendo que hagas click aquí —- > «Beneficios del senderismo senderismo«.

Es por ello que esta oportunidad vamos a centrarnos en una sola de esas ventajas que trae practicar este deporte, y que quizá sea una de las más importantes.  Vamos a ver de que se trata, y de la razón real de la por qué practicar el senderismo te hace más feliz 🙂

¿Por qué el senderismo te hace más feliz?

  

Muchas personas de las que me preguntan por qué es que elegir practicar este deporte, si «simplemente es caminar» (suelo reírme cuando dicen esto), les respondo: «Hoy en día son tan pocas las cosas que nos pueden hacer sentir realmente bien, que cuando encuentras a uno es mejor conservarla».

Y por lo menos a mí, y con mi grupo de trekking opinamos lo mismo sobre esta disciplina. Y a todos nos ha pegado igual…

Vamos a explicar un poco más en verdad esto:

El senderismo te hace más feliz

Esto es real, y que no quepa ninguna duda. Varios estudios demostraron que practicar senderismo, y más concretamente en grupo, te ayuda a ser más feliz y optimista.

Esto es porque el humano es un ser social,  y al estar en contacto con el mismo grupo de personas que piensan igual por lo menos en ese espacio en concreto y en esa actividad, tu cerebro entra en un clima de bienestar y confianza.

Y… ¿Quién no está feliz cuando puede entrar en confianza con otras personas, y con todo su entorno? Sentirse cómodo es un alivio para uno, y poder hacerlo con otras personas compartiendo una de las experiencias más lindas, mientras recorres lugares maravillosos, es indiscutible.

ADEMÁS, el senderismo ayuda en gran medida para liberar el estrés, combatiéndolo y dejandolo ir en cada uno de sus puntos más fuertes.

Esto es porque al respirar aire puro, alejado de las urbanizaciones, tu inhalación se facilita en gran medida inconscientemente, lo que hace que tus respiraciones sean más profundas y puras.

Lo que ocurre es que al respirar más lento y profundo, ayuda a la relajación y bienestar, que hace liberar todo el estrés acumulado (por lo menos en principio del recorrido, luego la respiración se nivela debido la cansancio y agotamiento del propio cuerpo. Sin embargo, para ese momento, ya has liberado todo el estrés).

Juntando todo lo anteriormente nombrado, es más que claro que esta maravillosa actividad, ayuda a levantar el ánimo, relajarse, y controlar la ansiedad.

Cuando me preguntan «¿Por qué practicar senderismo?» Muchas veces les respondo esto, afirmando que hasta se aplica en mí. No trato de convencerlos, pero sí hacerles tener consciencia que sus beneficios no son solo físicos…

Y tu… ¿Qué les responderías a esas personas? ¿Te hace feliz practicar senderismo? Comenta abajo!

Otros artículos:

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario